Meditaciones

El propósito de la meditación es pacificar y calmar la mente. La Meditación le brinda al practicante un estado extraordinario de bienestar, en el momento mismo del ejercicio mental/corporal, relacionado con cambios fisiológicos y bioquímicos bien documentados científicamente. Las modificaciones que se encuentran llevan a proponer un estado hipometabólico, con una disminución franca en el consumo de oxígeno y de la producción de bióxido de carbono. Pero además se conocen propuestas de reestructuración cognitiva en el practicante, con el desarrollo de un mayor control sobre sus emociones y sus pensamientos, con un estado mucho más ecuánime, relacionado con el desarrollo de la conciencia y una forma menos aprehensiva de interactuar con el mundo.